De acuerdo con las denuncias iniciadas en redes sociales, la agencia ofrecía “material exclusivo” en su página web, a través de membresías pagadas con criptomonedas.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) inició una investigación por el caso de la agencia de modelaje Belankazar, con sede en Caracas, por presuntamente comercializar pornografía infantil a través de su página web.

El caso se dio a conocer por el experto en Marketing Irrael Gómez, aunque no fue el único en denunciar, la cuenta en Twitter @Bluntsxpusxy advirtió el 31 de agosto que Belankazar estaría conectada a una red de explotación infantil.

Las denuncias refieren a que a través de la página web se ofrecía material inédito y exclusivo de fotos y videos de niñas, al cual se tenía acceso mediante membresías pagadas con dólares o criptomonedas. Las suscripciones iban de 20 dólares al mes a 200 dólares al año. A raíz de esta acusación, todo el material en la web fue colocado público, aseguraron.

La agencia publicó un comunicado en el que negó estar ligada con pornografía infantil. “Nuestro material jamás ha sido orientado con una visión sexual o de aprovechamiento de nuestros modelos”.

Aseguró también que el material de la web es el mismo publicado en su página en Facebook.

En Twitter mencionaron detalles como el hecho que, si bien Belankazar trabaja también con mujeres adultas, sus videos más vistos en YouTube son de niñas. A su vez, cuestionaron la responsabilidad de los padres por exponer a las menores a publicaciones de fotos con poses sugestivas, así como su vestuario y maquillaje.

La agencia de modelaje Belankazar fue creada en 1989. Su director general es Hernán Pereira; Alexander Velásquez, director ejecutivo; Belkis Pereira, directora administrativa; y Elionay Delgado, director audiovisual.

El director del Cicpc, Douglas Rico, pidió el apoyo a todas las personas que hayan sido víctimas, para dirigirse a la División de Investigación y Protección en Materia del Niño, Adolescente, Mujer y Familia.