En el monitoreo realizado la semana pasada en el municipio Caroní se evidenció ausencia del servicio eléctrico por más de ocho horas, y más de 115 horas en el caso del agua potable.

En el municipio Caroní fue creado el Observatorio de Servicios Públicos de Ciudad Guayana, el cual busca medir la incidencia en la carencia de los mismos, según cada parroquia y sector, a fin de presentar políticas públicas a los entes competentes, para la mejora de los mismos.

Aliana Estrada, miembro del observatorio, destacó que hay servicios públicos que la ciudadanía no los percibe como tal, aun cuando son obligatoriedad del Estado, como la electricidad, educación, servicio judicial, radiodifusión pública, biblioteca, entre otros. Incluso, la Constitución determina la obligatoriedad del Poder Público Municipal en prestar estos servicios, y de la Defensoría del Pueblo en velar por el cumplimiento de estos.

De las 11 parroquias, 59 zonas y 170 sectores en los que se enfoca el observatorio, las parroquias Chirica, Dalla Costa y Vista al Sol son de mayor población, evidenciando a su vez la mala distribución de servicios, como el de salud pública.

¿Cómo trabajará el observatorio? Diariamente asociarán a ciudadanos en sus espacios geográficos, quienes pasarán reportes de agua, luz, basura o cualquier otro servicio. Igualmente, cuentan con una plataforma en WhatsApp, para asociar a más personas que vayan haciendo los reportes.

Mensualmente se emitirán informes con las incidencias del municipio, así como el plan de ejecución de acciones por incidencias, activación de un equipo técnico en Ciudad Guayana, y la contabilización estadística de horas sin los determinados servicios públicos.

De acuerdo con el monitoreo de la semana pasada, Caroní estuvo más de 115 horas sin agua potable durante la semana, siendo Simón Bolívar (80 horas), Chirica (11 horas), Vista al Sol (6 horas), Unare (5 horas), Vista al Sol y Universidad (4 horas cada una), las parroquias más afectadas.

En el caso del servicio eléctrico, la incidencia fue de más de ocho horas sin electricidad. La parroquia Simón Bolívar fue la más afectada, al pasar un total de 6 horas y 40 minutos sin el servicio durante la semana.