“El aparato de seguridad del Estado cubano no solo viola los derechos humanos de su pueblo, sino que también exporta la represión a Venezuela al apoyar al régimen corrupto de (Nicolás) Maduro”, explicó el ente en un comunicado.

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha incluido este viernes en su lista de sancionados a cuatro entidades vinculadas a las Fuerzas Armadas de Cuba, coincidiendo con el 60º aniversario de la revolución cubana.

La diplomacia estadounidense ha explicado en un comunicado que ha incluido en su lista negra a estas cuatro entidades porque “habrían beneficiado desproporcionadamente a los militares, la Inteligencia y las fuerzas de seguridad a expensas del pueblo y del sector privado de Cuba”.

Estas sanciones, que se recuperaron en 2017, prohíben a las empresas e individuos norteamericanos hacer transacciones financieras con los sancionados. “El departamento sigue decidido a garantizar que los fondos estadounidenses no van directamente al aparato de seguridad del Estado cubano”, ha declarado.

A este respecto, ha enfatizado que “el aparato de seguridad del Estado cubano no solo viola los derechos humanos de su pueblo, sino que también exporta la represión a Venezuela al apoyar al régimen corrupto de (Nicolás) Maduro”.

“Sesenta años después de que (Fidel) Castro prometiera mejorar la vida del pueblo cubano, la revolución continúa fallando a su pueblo limitando el potencial de la economía por la mala gestión y oprimiendo a los cubanos valientes que siguen luchando por su libertad”, ha dicho.