El presidente interino de Venezuela informó que “muy pronto” regresará al país y anunciará nuevas movilizaciones de calle.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, cifró este viernes en más de 600 los miembros de las Fuerzas Armadas venezolana que han retirado su apoyo a Nicolás Maduro en los últimos días.

En una declaración en la sede de la Presidencia de Paraguay, donde se reunió con Mario Abdo Benítez, el también presidente de la Asamblea Nacional agradeció el apoyo del país a la causa justa que él propugna y que rompiera relaciones con la dictadura de Nicolás Maduro.

Guaidó ha insistido en que su objetivo es que haya elecciones libres en Venezuela y que pueda entrar la ayuda para evitar las muertes de los miles de venezolanos que se encuentran en riesgo por la emergencia que atraviesa el país.

“Hemos hablado claramente a las Fuerzas Armadas de Venezuela y hemos visto cómo en los últimos días más de 600 oficiales se han puesto del lado de la Constitución”, destacó. “Hay un proceso muy claro de transición a la democracia, indetenible”, subrayó.

Guaidó llegó a Paraguay procedente de Brasil, donde el jueves se reunió con el presidente Jair Bolsonaro. Previamente estuvo en Colombia, donde se reunió con el presidente del país, Iván Duque. Según informan los medios argentinos, su próxima parada será Buenos Aires, donde se entrevistará con el presidente, Mauricio Macri.

Guaidó se ha mostrado convencido de que “la democracia la vamos a conquistar” y aseguró que muy pronto regresará a Venezuela para “seguir ejerciendo el deber” de presidente encargado.

Además, adelantó que en las próximas horas anunciará nuevas movilizaciones. “Vamos a seguir movilizados en las calles a pesar de los riesgos y las amenazas de muerte”.

Por su parte, el presidente paraguayo elogió a Guaidó. “Usted representa la esperanza de todo un pueblo, que traspasa la historia de los pueblos de manera individual, porque el problema de Venezuela puede ser de problema de otro”, ha resaltado, subrayando que la de Venezuela es una causa justa