El gobernador Justo Noguera Pietri llamó a los trabajadores de las empresas básicas, quienes llevan más de un mes sin recibir respuestas a sus reclamos, a redireccionar su esquema de trabajo, a la vez que atribuyó a las trancas los problemas en la distribución de combustible y alimentos en el estado.

Este martes el gobernador Justo Noguera Pietri se pronunció en relación a las protestas de los trabajadores de las empresas básicas en Guayana, quienes desde la semana pasada trancan los accesos hacia la autopista Puerto Ordaz-Ordaz Ciudad Bolívar. El pronunciamiento se da justamente luego del incendio del bus que tuvo lugar a la altura de Mapanare donde manifestaban un grupo de sidoristas y miembros de la Central Bolivariana de Trabajadores, quienes se sumaron el lunes a los reclamos.

Noguera Pietri se refirió al fallecimiento de una niña de 12 años y su padre arrollados por un vehículo que retornaba del Puente Caroní, tomado la mañana del lunes por un grupo de trabajadores. Atribuyó el accidente a una consecuencia de haber impedido el libre tránsito, al tiempo que los responsabilizó por los retrasos en la distribución de alimentos y combustible a la entidad.

"Estos cierres están afectando el transporte de alimentos. No podemos seguir afectando la alimentación, el suministro de combustible, tenemos suficiente reservorios de gasolina y gasoil, pero los cierres afectan tremendamente para que llegue a las estaciones", señaló.

Si bien, el lunes se registró el incendio de un autobús en Mapanare, el resto de los trabajadores que trancaron frente al portón I de Sidor y los elevados de Alcasa y Carbonorca, han permitido el paso de cisternas de combustibles, gandolas, ambulancias y camiones de carga pesada.

El gobernador informó también sobre una reunión que sostendrá en Caracas junto con la vicepresidenta Delcy Rodríguez, el ministro del Trabajo, Eduardo Piñate, el ministro Tarek El Aissami y el presidente de la CVG, Pedro Maldonado, quien hasta ahora no ha dado respuesta a los trabajadores ni emitido pronunciamiento alguno.

"Ya no se va a aceptar un cierre de puentes (...) nos vamos a sentar todas las partes y de allá (Caracas) se vendrá con instrucciones precisas", acotó.

Los reclamos de los trabajadores llevan más de un mes. Rechazan la aplicación de una tabla salarial distinta a la contemplada en sus contrataciones colectivas, pues alegan que el tabulador de la administración pública que pretende ser implementado, los desmejora en más de un 70%, además de no considerar antigüedad ni profesionalización.

Por otra, manifiestan desconocer con base en qué cálculos les han venido cancelando desde septiembre, en vista que al sumar sus listines de pago, los montos no coinciden ni con el tabulador de sus contratos colectivos, ni con el de la administración pública. El pago de la semana pasada habría sido entre 450 y 550 bolívares soberanos.

https://publish.twitter.com/oembed? url=https://twitter.com/Interior/status/463440424141459456

Template by JoomlaShine