“La evidencia de crímenes de lesa humanidad, de crímenes de atrocidad y de la participación con grupos terroristas y del crimen organizado (por parte) del régimen (de Maduro) hacen cada vez más necesaria una voz uniforme de condena de la comunidad internacional”, ha dicho al OEA en un comunicado.

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha reclamado este lunes una “voz uniforme” de la comunidad internacional contra los “crímenes contra la paz” que considera que ha cometido el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela por su apoyo al terrorismo y al narcotráfico en Colombia.

“La evidencia de crímenes de lesa humanidad, de crímenes de atrocidad y de la participación con grupos terroristas y del crimen organizado (por parte) del régimen (de Maduro) hacen cada vez más necesaria una voz uniforme de condena de la comunidad internacional”, ha dicho al OEA en un comunicado.

La OEA ha sostenido que “el apoyo al terrorismo y al narcotráfico en otro país constituye crímenes contra la paz y la seguridad hemisférica”. En concreto, ha considerado una “agresión” el respaldo a “las acciones terroristas de los disidentes de las FARC y ELN” y “a otras organizaciones terroristas como Hezbolá” y “su financiamiento a través del narcotráfico”.

El bloque regional ha señalado a Colombia como “el principal país afectado por estos crímenes contra la paz del régimen madurista”, respaldando el informe que su presidente, Iván Duque, entregó a la ONU sobre Venezuela, “el cual prueba una vez más las acciones de la dictadura de Maduro en connivencia con el ELN y disidentes de las FARC”.

“La Secretaría General de la OEA considera que los trabajos continuos que realiza el Gobierno de Colombia en la sistematización y análisis de pruebas son relevantes para fortalecer la paz y la seguridad en el hemisferio”, ha declarado.

También ha denunciado que “las políticas deliberadas de hambre, desnutrición infantil, apagones y escasez de agua del régimen madurista han tenido un impacto directo sobre la población, agudizando la crisis humanitaria, la crisis migratoria y la crisis de derechos humanos” en Venezuela, que ha calificado igualmente como “un ataque directo sobre la paz y seguridad hemisféricas”.

“Valoramos además al Gobierno de Colombia por todos los esfuerzos realizados para acoger a más de un millón de venezolanos que han huido de la criminal dictadura que ha abolido sus derechos y que ha producido la peor crisis humanitaria del continente”, ha añadido.

En este contexto, la OEA ha considerado que la comunidad internacional “no debe permitir ni estas acciones ni la distorsión mediática de las mismas”. “Los estándares de la comunidad internacional, y en particular de la comunidad interamericana democrática, nos obligan a ser muy claros al respecto”, ha defendido.

Template by JoomlaShine