Aplazado hasta el jueves el encuentro entre Leopoldo López Gil y el ministro Borrell por problemas de agenda del eurodiputado.

La portavoz adjunta del PP en el Senado, Salomé Pradas, y los senadores Fernando Martínez-Maillo y Gonzalo Robles se han reunido este miércoles con representantes de partidos opositores venezolanos, ha informado el Grupo popular en su cuenta de Twitter.

En la reunión han participado representantes de Voluntad Popular, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, La Causa R y Encuentro Ciudadano. El PP ha señalado que el encuentro ha sido una toma de contacto para conocer la problemática de los venezolanos residentes es España.

“Seguimos elevando la presión internacional contra el régimen”, ha escrito, por su parte, en su cuenta de Twitter, el partido Primero Justicia.

Según el padrón del pasado 1 de enero, en España viven casi 100 mil venezolanos, una cifra que casi se ha duplicado en tres años. En 2018 pidieron asilo en España 20 mil venezolanos, y la cifra ha seguido creciendo, con casi 17 mil peticiones solo entre enero y mayo de 2019.

Cuatro millones de venezolanos han salido del país desde 2015, según cifras de la ONU, huyendo de la crisis política y económica, y en 2018 los venezolanos encabezaron la lista mundial de solicitantes de asilo.

Por otro lado, el eurodiputado popular Leopoldo López Gil, padre del dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López, se reunirá finalmente el jueves, y no este miércoles como estaba previsto, con el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell. El aplazamiento se ha debido a un problema de agenda del eurodiputado, según fuentes de su entorno consultadas por Europa Press.

El opositor Leopoldo López se encuentra en la residencia del embajador español en Caracas desde el pasado 30 de abril, cuando fue liberado de su arresto domiciliario por fuerzas leales al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, al que España y otros países reconocen como presidente encargado.

La esposa de López, Lilian Tintori, y su hija menor, que se encontraban con él, se desplazaron a España a principios de junio. Los dos hijos mayores de la pareja ya vivían en España.

La crisis de Venezuela será uno de los asuntos que deberá gestionar Borrell como próximo alto representante de la UE para la Política Exterior, después de haber estado ya muy implicado desde su puesto de jefe de la diplomacia española. 

Template by JoomlaShine