“Con el salario mínimo solo se compra 2% de la canasta alimentaria”, aseguró el diputado Ángel Alvarado, quien reiteró que la destrucción del bolívar es cada vez más severa.

A un año de la reconversión monetaria, los precios en Venezuela se multiplicaron por 2.700, advirtió este jueves el diputado de la Comisión Permanente de Finanzas de la Asamblea Nacional, Ángel Alvarado, quien precisó que el cono monetario actual perdió vigencia.

El parlamentario aseguró que el país continúa en hiperinflación, pues la variación de precios en el octavo mes del año fue de 65,2 por ciento.

Agregó que la economía se contrajo 43% y que el salario mínimo del trabajador se redujo a tres dólares mensuales. “Destruyeron la moneda y destruyeron la nación, la pérdida de actividad económica en el primer semestre de 2019 se ubicó en 42,6% y desde 2013 a este año que cursa es de 66,6%. Con el salario mínimo solo se compra 2% de la canasta alimentaria”, puntualizó.

El diputado está convencido de que el pueblo comprende que los incrementos salariales, sin aumento de la producción, lo único que generan son mayor inflación. “Los aumentos salariales que se financian con el gasto público y con la emisión de dinero inorgánico del Banco Central de Venezuela (BCV) hacen que el salario de los trabajadores retroceda, porque el día de su anuncio se ajustan los precios de inmediato y cuando la gente va a comprar ya todo está aumentado”, dijo.

Además de asegurar que la actual es la peor catástrofe económica de la historia, el parlamentario indicó que el Ejecutivo no se ha pronunciado sobre su plan económico anunciado hace un año “porque es un completo fracaso y tampoco aplicaron el aumento de la gasolina anclada en el petro”.

Alvarado reiteró que para que se genere un cambio en la economía del país se requiere inexorablemente un cambio político y el regreso de la democracia. “Cualquier cambio económico sin cambio político va a ser inefectivo”, expresó.