Salvo escasas excepciones, en Ciudad Guayana la mayoría de los comercios funcionaron con normalidad. Sin embargo, algunos no han podido terminar los ajustes técnicos de sus equipos para cumplir con los requisitos de la nueva reconversión. “La mayor preocupación está en el sector salud que sí tiene que trabajar y el domingo a partir de las 6:00 de la tarde hasta el otro día no funcionará la banca electrónica, es la que queda vulnerable porque si se les presenta una situación deben atender las emergencias, pero no habrá cómo cobrarles”, alertó el presidente de Camcaroní.

Este viernes, a dos días para la entrada en vigencia de la reconversión monetaria y de que la banca electrónica quede suspendida por 24 horas, la mayoría de los comercios en Ciudad Guayana operaron con normalidad, salvo escasas excepciones en que los locales notificaron su cierre por la reconversión de sus precios al nuevo cono monetario y reabrirán a partir del martes del 21 de agosto.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias del municipio Caroní, David Bermúdez, informó que aunque la mayoría de los comercios funcionaban con normalidad, algunos afiliados manifestaron previamente su decisión de cerrar el domingo y lunes, previendo que no funcionará la banca electrónica.

Por otra parte, recordó que un grueso de los comercios en el municipio trabajan solo de lunes a viernes, ajustado a las 40 horas semanales de trabajo que estipula la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras (Lottt).

“La mayor preocupación está en el sector salud que sí tiene que trabajar y el domingo a partir de las 6:00 de la tarde hasta el otro día no funcionará la banca electrónica, es la que queda vulnerable porque si se les presenta una situación deben atender las emergencias, pero no habrá cómo cobrarles”, señaló.

Improvisación que se nota

El presidente de Camcaroní reiteró que la fecha estipulada para la reconversión monetaria es inviable, debido a los ajustes que deben hacer los comercios para cumplir con el nuevo cono monetario.

Explicó que, en cuanto a equipos, algunos ya se habían adaptado a la eliminación inicial de los tres ceros a la moneda, por lo que un nuevo ajuste a equipos e impresoras fiscales requiere de un personal técnico calificado que lo realice y que no se ha dado abasto.

“Algunos pondrán los precios manuales, otros imprimirán las facturas con los precios anteriores, no todos podrán cumplir con los requerimientos de esta reconversión”, advirtió.

Hasta ahora se prevé que los centros comerciales trabajen en su horario normal, salvo el domingo cuando la banca electrónica dejará de funcionar a partir de las 6:00 de la tarde hasta el día siguiente, decretado como no laborable.

Por su parte, organismos públicos notificaron la suspensión de sus servicios, para la adecuación de sus plataformas. En el caso de Corpoelec, desde el jueves 16 hasta el 21 de agosto; el Seniat y la Superintendencia de Tributos Caroní dejaron de operar desde el jueves y reanudarán labores el lunes 20; mientras que Hidrobolívar lo hizo desde este viernes hasta el martes.