El sudafricano aplastó por completo al japonés Kei Nishikori en el Masters de tenis de Londres.

Londres.- El sudafricano Kevin Anderson sumó este martes su segunda victoria en el Masters de tenis de Londres al vencer con sorprendente autoridad al japonés Kei Nishikori.

Debutante en el Masters, Anderson batió a Nishikori por 6-0 y 6-1 dos días después de que el nipón diera la sorpresa el domingo con su victoria ante Roger Federer. El suizo se mide por la noche con el austríaco Dominic Thiem en el otro encuentro de la jornada en el Grupo Lleyton Hewitt.

Anderson, de 32 años, necesitó apenas una hora y cuatro minutos para batir a Nishikori y con dos victorias -ambas sin ceder sets- tiene virtualmente sellada su clasificación a semifinales. En su último encuentro del grupo, el sudafricano chocará con Federer el jueves.

Número seis del ranking y finalista de Wimbledon esta temporada, Anderson es el primer sudafricano que juega el Masters en más de dos décadas. El anterior jugador de su país que participó del torneo que reúne a los ocho mejores de la temporada fue Wayne Ferreira en 1995.

"Creo que hice un muy buen trabajo presionando constantemente y no aflojando", explicó el sudafricano. "Devolví realmente bien, le hice muchos tiros con su servicio", continuó el experimentado jugador.

"Él no estaba teniendo muchos puntos gratis y creo que iba creciendo en confianza y él (...) probablemente iba en el otro sentido, lo que es difícil dada la situación", agregó.

Nishikori, protagonista de la gran sorpresa en la jornada inaugural, no logró acertar en casi nada y firmó un juego lleno de errores no forzados, 24 en total.

"Simplemente no sentí la bola este martes", expresó el nipón. "Fue uno de los peores días del año. Él estaba jugando bien, sacando bien y devolviendo bien. Jugó bien y sencillamente este martes no fue mi día", agregó.

En efecto, Anderson exhibió toda su potencia y agresividad ante Nishikori. El sudafricano conectó diez aces y ganó el 82 por ciento de los puntos con su primer servicio ante un japonés que no tuvo respuestas.

En el encuentro nocturno, Federer se enfrentará a Thiem con la necesidad de lograr un triunfo para no quedar eliminado en la fase de grupos del Masters por primera vez desde 2008.

Después de tres jornadas, los dos primeros de cada grupo avanzan a las semifinales del torneo. La edición de 2018 reparte 8,5 millones de dólares en premios.