Piden respeto a sus propiedades, pues la situación del país está para apoyar a quienes suman en la producción de alimentos, y no a quienes restan.

Familias productoras del municipio Piar, estado Bolívar, denuncian el constante acoso que han recibido por parte de la coordinadora regional del Instituto Nacional de Tierras (INTI), Ros Del Valle, quien, a juicio de los afectados, busca revocar de manera ilegal instrumentos agrarios a fincas que están altamente productivas.

Uno de los casos que defiende su lote de tierras tras sentir que están en riesgo por “acciones caprichosas” de la coordinadora, es el de la familia Gutiérrez. Uno de los denunciantes, Juan Gutiérrez, afirma que tras décadas de producción y residencia en la población de Upata, sienten que toda su producción está en riesgo.

A la queja se le suma la familia de Sonia Blanca, del sector Los Arrendajos, quien por tradición ha acompañado al pueblo de Upata con sus productos cárnicos y lácteos por más de tres décadas.

La familia Gutiérrez denunció la inspección de Del Valle a su predio, acompañada de algunos integrantes de la milicia bolivariana, hecho que alarmó a los trabajadores de la finca quienes alertaron de manera inmediata a los dueños y realizaron la denuncia ante la Guardia Nacional Bolivariana.

Explicaron que la medida se efectuó sin que mostraran a los presentes ningún documento que constate la veracidad del procedimiento. Por lo que, ambas familias se sientes acosados y amedrentados por la coordinadora de tierras en el estado.

La familia Gutiérrez, quienes son vecinos de los Blanca, señala que el hecho ya había ocurrido con anterioridad en la finca de la familia de sus vecinos, también hicieron la denuncia correspondiente sobre el mismo procedimiento, porque no entienden cuál es el acoso y atropelló del INTI con los verdaderos productores.

Cabe destacar que la familia Blanca es dueña de las fincas Los Yayiteros y Polanqueras, en ambas se puede constatar la presencia de ganado, que les permite llevar el producto cárnico a la región.

Ambas familias solo piden respeto y cese el acoso sobre sus propiedades, pues la situación del país está para apoyar a quienes suman en la producción de alimentos y no restar o amedrentar a quienes tras décadas han aportado a la cesta alimentaria del municipio Piar. (NP Productores de Piar)