El salario pasó de Bs. 1.000.000 a Bs. 3.000.000 (un aumento del 200%); y el bono de alimentación, de Bs. 1.555.500 a Bs. 2.196.000. Ambos suman Bs. 5.196.000.El salario pasó de Bs. 1.000.000 a Bs. 3.000.000 (un aumento del 200%); y el bono de alimentación, de Bs. 1.555.500 a Bs. 2.196.000. Ambos suman Bs. 5.196.000.El salario pasó de Bs. 1.000.000 a Bs. 3.000.000 (un aumento del 200%); y el bono de alimentación, de Bs. 1.555.500 a Bs. 2.196.000. Ambos suman Bs. 5.196.000.

“La semana pasada recibimos la sorpresa de que la quincena fue de 500 mil bolívares y con los descuentos, quedaron en 128 mil y 390 mil bolívares”, precisó la trabajadora Karla Valladares. El monto no les permite cubrir ni siquiera los gastos de movilización de la residencia al trabajo.

En noviembre de 2017, las empresas básicas de Guayana fueron adscritas a la Vicepresidencia de la República, entonces a cargo de El Aissami, quien nunca visitó las plantas ni informó de proyectos de reimpulso. Menéndez tampoco es ajeno a las industrias, pues fue ministro de este despacho durante 25 meses.

Este sábado 9 de junio se cumplió un mes de la aprobación de la nueva contratación colectiva y los trabajadores no perciben aún los beneficios

Los tiempos no daban y los economistas lo alertaron desde el anuncio de la reconversión monetaria, por parte del presidente Nicolás Maduro. Este martes, en una reunión con la banca pública y privada, el presidente de la Asociación Bancaria de Venezuela, Arístides Maza Tirado, alertó del “enorme riesgo” que corría el sistema de avanzar con el mecanismo sin realizar las pruebas técnicas necesarias. También alertó sobre la necesidad de revisar las bajísimas tasas de interés en el actual contexto de hiperinflación.

El diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra, alertó que el nuevo cono monetario que entra en vigencia el lunes 4 de junio no ha llegado al país “y lo peor, si hubiera llegado, no hay tiempo para distribuirlo".

Las instalaciones de la empresa en Maracay, Aragua, amanecieron este martes cerradas y con un aviso en el portón principal que daba cuenta de la medida.

La cesta de alimentos subió 92,5% con respecto a marzo, por lo que una familia requiere 100 salarios mínimos para cubrir el gasto alimentario.

“La contracción nos agarra desnudos porque no tenemos ni la tecnología ni los recursos financieros para aumentar los volúmenes de producción”, dijo el economista Douglas Becerra.

Humberto García Larralde, presidente de la Academia Nacional de Economía, sostiene que las consecuencias de la hiperinflación sobre la calidad de vida de la población son tan nefastas, que solo un cambio político podría revertir los fuertes desequilibrios. De lo contrario, apunta, se puede ir más abajo: “Esto va a empeorar. La gente cree que se toca piso y, en realidad, todavía se puede ir más abajo. En la medida que siga este gobierno, se va a destruir más la economía”.

Página 1 de 9

Después de paralizarse por 48 horas, los maestros lograron que el gobernador se sentara con ellos este jueves en la mañana, y disc...

Sutrapuval entregó una solicitud de aumento del bono de alimentación por falta de comedores a Bs. 500 mil diarios, pero no ha reci...

Los trabajadores aprovecharon la ocasión para solicitarle al presidente de Sidor la reactivación del centro de equinoterapia, impo...

En todas las industrias, el ajuste del salario 16,5% por encima del ingreso mínimo nacional no genera diferencias notables en el p...